Nuestros Apartamentos

Disfrute de unas vistas únicas

Le invitamos a descubrirlo

Apartamentos Turísticos Alhanda, es una antigua casa señorial convertida en acogedoras casas rurales. Está situado en la Plaza Mayor junto a la iglesia de este antiguo pueblo morisco llamado Benamaurel, que conserva las tradiciones más típicas de su provincia, Granada.
Su nombre proviene del barrio árabe que preside el hotel, y que proporciona unas maravillosas vistas y unas magníficas puestas de sol, sólo al alcance de nuestros visitantes.
Alhanda posee la estructura y la decoración que caracterizan esta tierra de tradiciones milenarias, para hacer que el visitante experimente la tranquilidad el lugar, así como la hospitalidad y amabilidad de sus gentes.
El viajero que llega a uno de nuestros apartamentos, no sólo encontrará la paz en sus rincones de ensueño, sino que disfrutará al máximo de su tiempo libre en este espacio único.
Alhanda ha sido catalogada con tres llaves, máxima distinción de calidad. Cada apartamento es diferente y toma su encanto especial dentro del más puro estilo tradicional.

Nuestras Instalaciones

Alhanda cuenta con un gran equipamiento, todos sus apartamentos están completamente equipados no sólo con lo esencial, sino que poseen las instalaciones y detalles necesarios para hacerle disfrutar de una estancia única y distinta; desde calefacción, aire acondicionado, chimeneas, jardín y terraza, televisión de plasma, y una fabulosa piscina en la que tendrá la sensación de estar flotando sobre el Altiplano Granadino.
Además, contamos con una lavandería, acceso para discapacitados, ascensor, salones y terrazas desde las que podrá disfrutar de unas vistas únicas de toda la vega de Benamaurel, la Sierra de Baza y el impresionante Cerro Jabalcón.

Ventajas exclusivas si reserva en la web oficial



Asignación de la mejor habitación disponible


Opiniones de Nuestros Clientes

Precioso hotel para desconectar
Me ha encantado en general, un sitio muy bonito, el hotel es ideal para pasar unos días tranquilos, la terraza es un espectáculo.
Un alojamiento excelente
- Decoración y mobiliario estilo rústico muy bonito, tanto de las habitaciones como de las estancias comunes. Posee una zona ajardinada y con piscina muy bonita. - Habitaciones muy acogedoras. - Un ambiente muy tranquilo y relajarte. - Un trato muy bueno y cercano por parte del personal. - Muy buena limpieza.
Calidad y belleza en un pequeño enclave
La habitación era inmejorable, cómoda, acogedora y muy limpia. Espectacular su terraza donde invitaba a tomar una copa en buena compañía y disfrutar de la tranquilidad de la noche. Repetiremos sin duda.